Railgun

Railgun reichweite

El principio básico de un railgun es que utiliza una corriente eléctrica para crear un campo magnético. Esto permite que el cañón de riel dispare proyectiles hechos de materiales conductores. El electromagnetismo es un concepto bien conocido, pero los electroimanes pueden hacer mucho más que adherirse a objetos metálicos. También pueden disparar proyectiles si se aplica una corriente en una disposición específica, en este caso, se disponen dos “raíles” paralelos, lo que hace que la fuerza electromagnética actúe como propulsor cuando se conectan los raíles. La corriente viaja desde la fuente de alimentación hacia arriba por un raíl, a través del proyectil que actúa como cable de conexión, y de vuelta hacia abajo por el otro raíl paralelo. Cuanta más corriente se pueda bombear a través del sistema, más potente será el campo magnético y más rápido irá el proyectil.

Los cañones de riel se confunden a menudo con los cañones de bobina, que utilizan bobinas electromagnéticas para disparar proyectiles, pero un cañón de bobina sólo puede lanzar proyectiles que sean ferromagnéticos. Una manera fácil de recordar la diferencia es la siguiente: un railgun utiliza raíles paralelos para disparar metal, y un coilgun utiliza bobinas para disparar imanes.

Railgun deutsch

Un cañón de riel es un dispositivo de motor lineal, normalmente diseñado como arma, que utiliza la fuerza electromagnética para lanzar proyectiles de alta velocidad. El proyectil normalmente no contiene explosivos, sino que se basa en la alta velocidad, la masa y la energía cinética del proyectil para infligir daños[2] El railgun utiliza un par de conductores paralelos (raíles), a lo largo de los cuales una armadura deslizante es acelerada por los efectos electromagnéticos de una corriente que fluye por un raíl, hacia la armadura y luego de vuelta por el otro raíl. Se basa en principios similares a los del motor homopolar[3].

A partir de 2020, se han investigado los cañones de riel como armas que utilizan fuerzas electromagnéticas para impartir una energía cinética muy alta a un proyectil (por ejemplo, APFSDS) en lugar de utilizar propulsores convencionales. Mientras que los cañones militares con explosivos no pueden alcanzar fácilmente una velocidad de boca de más de ≈2 km/s, los cañones de riel pueden superar fácilmente los 3 km/s. Para un proyectil similar, el alcance de los cañones de riel puede superar el de los cañones convencionales. La fuerza destructiva de un proyectil depende de su energía cinética y de su masa en el punto de impacto y, debido a la velocidad potencialmente elevada de un proyectil lanzado por un railgun, su fuerza destructiva puede ser mucho mayor que la de los proyectiles lanzados convencionalmente del mismo tamaño. La ausencia de propulsores explosivos u ojivas que almacenar y manipular, así como el bajo coste de los proyectiles en comparación con el armamento convencional, constituyen ventajas adicionales[4].

Arma de mano Railgun

Tras más de 15 años y 500 millones de dólares de financiación, el sueño de la Armada de construir un cañón de riel electromagnético capaz de alcanzar objetivos a 100 millas náuticas de distancia a velocidades de hasta Mach 7 no tiene esperanzas de hacerse realidad en breve.

La Armada anunció el viernes que el servicio ha “decidido pausar” la investigación y el desarrollo del tan anunciado cañón de riel electromagnético (o EMRG, por sus siglas en inglés) a finales de 2021 a la luz de “las restricciones fiscales, los desafíos de integración del sistema de combate y la maduración tecnológica prospectiva de otros conceptos de armas”, según un comunicado proporcionado a Military.com.

“La decisión de poner en pausa el programa EMRG es coherente con las iniciativas de reforma de todo el departamento para liberar recursos en apoyo de otras prioridades de la Armada [y] para incluir la mejora de las capacidades ofensivas y defensivas como la energía dirigida, los misiles hipersónicos y los sistemas de guerra electrónica”, según la Armada.

La muerte del EMRG era casi segura a principios de junio, cuando la solicitud de presupuesto de la Armada para el año fiscal 2022 reveló que el servicio había eliminado dos partidas separadas relacionadas con la financiación de la investigación y el desarrollo de la superarma, como nuestros colegas de The War Zone informaron en ese momento.

Proyectil de cañón de riel

La semana pasada, el periódico japonés Nikkei Asia informó de que el Ministerio de Defensa espera que el desarrollo exitoso de un cañón de riel rápido y preciso no se limite a destruir misiles en vuelo, sino que sea tan eficaz que pueda disuadir el lanzamiento de esos misiles en primer lugar.

“El Ministerio de Defensa japonés desarrollará un medio para interceptar misiles hostiles utilizando proyectiles de propulsión magnética”, informa Nikkei Asia, “mientras la nación se apresura a responder a las armas hipersónicas que están desarrollando China, Corea del Norte y Rusia”.

Un cañón de riel funciona generando una fuerte corriente electromagnética que fluye desde un riel, a través de un extremo posterior del proyectil en forma de U, y hacia otro riel paralelo. Esto genera tres campos magnéticos: uno paralelo alrededor de cada uno de los raíles y otro perpendicular alrededor del proyectil. Presionado hacia delante por los campos magnéticos, el proyectil acelera rápidamente a lo largo de los raíles y se lanza hacia delante, rompiendo el circuito. El resultado final es una gran bala de metal que puede llegar muy lejos, muy rápido.