Rail gun

Disparo de cañón de riel

Esta fascinante tecnología, que utiliza energía electromagnética de alta potencia en lugar de propulsores químicos explosivos para lanzar proyectiles más lejos y más rápido que cualquier sistema anterior, se encuentra actualmente en la fase 2 del programa. Durante esta fase, avanzaremos en el cañón de riel madurando el lanzador y la potencia pulsada, pasando de una operación de un solo disparo a una capacidad de varios disparos. También se incorporarán sistemas de autocarga y de gestión térmica. Recibimos un contrato de 34,5 millones de dólares de la ONR en 2013 para llevar a cabo estos esfuerzos.

“Estamos comprometidos con el desarrollo de esta tecnología innovadora y cambiante que revolucionará la guerra naval”, dijo Chris Hughes, vicepresidente y director general de Weapon Systems en BAE Systems. “La capacidad del Railgun para defenderse de las amenazas enemigas desde distancias mayores que nunca mejora las capacidades de nuestras fuerzas armadas”.

El 10 de diciembre de 2010, la Marina de los Estados Unidos hizo historia en el Naval Surface Warfare Center-Dahlgren Division con nuestro Railgun de laboratorio. Se disparó un tiro de 33 megajulios, la energía equivalente a 110 millas náuticas de alcance. En 2012, durante la fase 1 del programa INP, los ingenieros del Centro Naval de Guerra de Superficie dispararon con éxito nuestro prototipo de EM Railgun a niveles de energía tácticos.

Rail gun kaufen

Tras más de 15 años y 500 millones de dólares de financiación, el sueño de la Armada de construir un cañón de riel electromagnético capaz de alcanzar objetivos a 100 millas náuticas de distancia a velocidades de hasta Mach 7 no tiene esperanzas de hacerse realidad en breve.

La Armada anunció el viernes que el servicio ha “decidido pausar” la investigación y el desarrollo del tan anunciado cañón de riel electromagnético (o EMRG, por sus siglas en inglés) a finales de 2021 a la luz de “las restricciones fiscales, los desafíos de integración del sistema de combate y la maduración tecnológica prospectiva de otros conceptos de armas”, según un comunicado proporcionado a Military.com.

“La decisión de poner en pausa el programa EMRG es coherente con las iniciativas de reforma de todo el departamento para liberar recursos en apoyo de otras prioridades de la Armada [y] para incluir la mejora de las capacidades ofensivas y defensivas como la energía dirigida, los misiles hipersónicos y los sistemas de guerra electrónica”, según la Armada.

La muerte del EMRG era casi segura a principios de junio, cuando la solicitud de presupuesto de la Armada para el año fiscal 2022 reveló que el servicio había eliminado dos partidas separadas relacionadas con la financiación de la investigación y el desarrollo de la superarma, como nuestros colegas de The War Zone informaron en ese momento.

Prueba del cañón de riel

Sin embargo, a pesar de los más de 15 años que ha durado el desarrollo de ese programa, nunca se puso en marcha. Los funcionarios de la Armada siguieron insistiendo en que veían un futuro para el experimento de 500 millones de dólares hasta 2018.

“Dadas las restricciones fiscales, los desafíos de integración del sistema de combate y la maduración tecnológica prospectiva de otros conceptos de armas, la Armada decidió pausar la investigación y el desarrollo del cañón de riel electromagnético [EMRG] a finales de 2021”, decía el comunicado de la Armada.

El fin del programa del cañón de riel se presagió el mes pasado cuando el presupuesto fiscal de la Casa Blanca para 2022 reveló que la Armada había retirado la financiación del proyectil guiado lanzado por el cañón, un proyectil de un metro de longitud que se desarrolló por primera vez exclusivamente como ronda para el cañón de riel experimental.

“La decisión de pausar el programa EMRG es coherente con las iniciativas de reforma de todo el departamento para liberar recursos en apoyo de otras prioridades de la Armada [y] para incluir la mejora de las capacidades ofensivas y defensivas como la energía dirigida, los misiles hipersónicos y los sistemas de guerra electrónica”, decía el comunicado de la Armada.

Mini cañón de riel

El cañón de riel electromagnético de la Marina de los Estados Unidos, con un coste de 500 millones de dólares y capaz de lanzar proyectiles a velocidades hipersónicas, carece de financiación y no tiene un plan coherente para su despliegue en los buques de guerra. En su lugar, la Armada está buscando una rama del railgun, un proyectil de hipervelocidad que puede disparar desde los sistemas de armas existentes. ➡ A usted le gusta la tecnología militar de alto nivel. A nosotros también. Vamos a empollar juntos este material.

El cañón de riel electromagnético (EMRG) es un arma que utiliza la electricidad en lugar de la pólvora para enviar los proyectiles hacia abajo. Los cañones de riel utilizan campos magnéticos creados por altas corrientes eléctricas para acelerar un proyectil a Mach 6, o 5.400 millas por hora. Esta velocidad es suficiente para que el EMRG tenga un alcance efectivo de 110 millas náuticas, o 126 millas en tierra.

La Oficina de Investigación Naval comenzó a desarrollar el cañón en 2005, y en 2012 un demostrador tecnológico disparaba proyectiles en el Naval Surface Warfare Center Dahlgren Division en Virginia. En 2015, el programa iba aparentemente tan bien que la Marina anunció planes para probar el arma desde el USNS Trenton, un transporte rápido expedicionario. En 2017, la Armada publicó un vídeo del arma Dahlgren disparando salvas de varios disparos.