Hosting o alojamiento web

Definición de alojamiento web

Para los propietarios de sitios web por primera vez, averiguar qué tipo de alojamiento web es el adecuado puede ser una de las partes más difíciles de empezar. Puede ser difícil conocer las diferencias entre cada variedad y cómo sus características afectarán a su sitio.

Afortunadamente, una vez que se desglosan los diferentes tipos de alojamiento web, debería quedar claro rápidamente cuál es el que necesita su sitio. Así podrá encontrar un proveedor de primera categoría y poner su sitio en marcha rápidamente.

Todo sitio web se almacena en un servidor. El servidor de su sitio es el que lo pone a disposición de los usuarios en la web, y el que les entrega su contenido. A su vez, el alojamiento web es simplemente el servicio de almacenamiento de un sitio web -o “hosting”- en un servidor.

Su “anfitrión web” o “proveedor de alojamiento” es la empresa que posee y mantiene el servidor que aloja su sitio. Estas empresas suelen ofrecer recursos útiles, asistencia y otros servicios, como el registro de dominios y direcciones de correo electrónico personalizadas.

Normalmente, un proveedor ofrecerá una variedad de planes (a veces llamados paquetes de alojamiento) entre los que puede elegir. Estos planes pueden abarcar diferentes tipos de alojamiento, lo que suele determinar el precio y las características adicionales disponibles para cada uno.

Hospedaje en alemán

Un proveedor de alojamiento web o “web hosting” suele ofrecer espacio de almacenamiento con acceso FTP para subir datos. Almacenar archivos en un espacio de almacenamiento (servidor) conectado a Internet se llama “alojamiento”.

Los hosters gratuitos también existen desde hace muchos años. Por lo general, ofrecen los servicios de un proveedor de alojamiento web de forma reducida. Pero nada en este mundo es realmente gratis. Sus servidores y empleados cuestan dinero. Así que a menudo los datos de las direcciones de los clientes se convierten en dinero, se muestran anuncios en las páginas web de los clientes, etc. – al final encuentran formas de ganar dinero con sus clientes para no morir de hambre.

Alojamiento de WordPress

El nivel de rendimiento 1 tiene hasta 2,5 GB de RAM y un límite de 512 MB de memoria PHP para hasta 100 visitantes por minuto. El nivel de rendimiento más alto (5) tiene 19 GB de RAM y un límite de memoria PHP de 768 MB para 500 o más visitantes.

2 GB de almacenamiento por base de datos. Si elige la instalación con un solo clic para su proyecto de alojamiento, crearemos automáticamente una base de datos MariaDB 10 para usted. MySQL 5 está disponible si prefiere configurar todo manualmente.

Nuestros planes están limitados únicamente por nuestra infraestructura y la naturaleza del entorno de alojamiento compartido en el que opera el producto. Los problemas de rendimiento surgen sólo en casos excepcionales y se deben únicamente a los recursos técnicos (procesadores, límites de memoria PHP, espacio en disco, etc.) que se asignan a otros sitios web.

2 GB de almacenamiento por base de datos. Si elige la instalación con un solo clic para su proyecto de alojamiento, crearemos automáticamente una base de datos MariaDB 10 para usted. MySQL 5 está disponible si prefiere configurar todo manualmente.

No establecemos un límite en la cantidad de tráfico, sitios web y espacio en disco que puede utilizar en el funcionamiento de su sitio web. Para cumplir con los estándares de disponibilidad de la plataforma, y realizar copias de seguridad diarias, los planes pueden contener un máximo de 262.144 archivos (inodos).

Comparación del alojamiento web

Un servicio de alojamiento web es un tipo de servicio de alojamiento de Internet que aloja sitios web para los clientes, es decir, les ofrece las facilidades necesarias para crear y mantener un sitio y lo hace accesible en la World Wide Web. Las empresas que prestan servicios de alojamiento web se denominan a veces anfitriones web.

Hasta 1991, Internet sólo se utilizaba “… para la investigación y la enseñanza de las ciencias y la ingeniería…”[1][2] y se empleaba para el tráfico de correo electrónico, telnet, FTP y USENET, pero sólo para un número ínfimo de páginas web. Los protocolos de la World Wide Web acababan de escribirse[3] y hasta finales de 1993 no se dispondría de un navegador gráfico para ordenadores Mac o Windows[4]. Incluso después de que se abriera un poco el acceso a Internet, la situación fue confusa[aclaración necesaria] hasta 1995[5].

Para alojar un sitio web en Internet, un particular o una empresa necesitaba su propio ordenador o servidor[6]. Como no todas las empresas tenían el presupuesto o los conocimientos necesarios para hacerlo, los servicios de alojamiento web empezaron a ofrecer alojar los sitios web de los usuarios en sus propios servidores, sin que el cliente tuviera que poseer la infraestructura necesaria para hacer funcionar el sitio web. Los propietarios de los sitios web, también llamados webmasters, podrían crear un sitio web que se alojaría en el servidor del servicio de alojamiento web y que éste publicaría en la web.