Dominios online

Ir a papá

En 2012, la ICANN anunció que ampliaría la gama de extensiones de dominio para organizar aún más Internet con nuevos TLD solicitados por múltiples partes[2]. Seis empresas, entre ellas Radix, Tucows, Namecheap, I-Registry Ltd., WhatBox? y Donuts (Bitter Frostbite, LLC), presentaron solicitudes para este TLD.

El TLD .online se lanzó en agosto de 2015. Actualmente es propiedad y está operado por Radix, fundada por Bhavin Turakhia.[3][4][5] Inicialmente, era una empresa conjunta entre Radix, Tucows y Namecheap después de que ganaran los derechos de .online en una subasta privada en 2014.[6] Radix compró los derechos completos de Namecheap y Tucows para convertirse en el propietario exclusivo del TLD en 2015.

El TLD fue el primero en registrar más de 38.000 dominios en las primeras 24 horas, convirtiéndose en el mayor lanzamiento de un nuevo gTLD de su tiempo. En noviembre de 2015, .online se convirtió en el nuevo gTLD más rápido en superar los 100.000 registros y, a partir de 2018, superó el millón de registros de más de 230 países, lo que lo convierte en el 5º nTLD más grande por tamaño de zona.[7] Según un análisis interno de Radix, el 65% de los dominios .online desarrollados son utilizados por pymes, mientras que la empresa ha generado más de 13 millones de dólares en ingresos totales hasta la fecha con el gTLD.[8]

Google domains deutschland

Si quieres crear un blog o un nuevo negocio en línea, tendrás que registrar un nombre de dominio, el nombre de tu sitio web. Conseguir el dominio adecuado para tus necesidades puede parecer técnico al principio, pero el proceso es bastante sencillo.

Esta guía de registro de dominios le dirá lo que necesita saber sobre las extensiones de los nombres de dominio, cómo elegir la más adecuada para sus necesidades y los pasos que deberá seguir para comprobar si un nombre de dominio está disponible y registrarlo.

Todos los sitios web de Internet tienen una dirección IP. Estas direcciones señalan la ubicación de un sitio web – piense en ellas como en las coordenadas del GPS. La dirección IP, que suele ser un conjunto de números, suele parecerse a esto:

Cuando alguien teclea un dominio en un navegador, se dirige a un servidor DNS. Ese servidor traduce el nombre para averiguar a qué dirección IP apunta. Luego toma los datos de ese sitio web y los entrega al navegador. Este proceso se realiza en cuestión de segundos, lo que permite encontrar y ver un sitio web rápidamente.

Comprar un dominio

Existen numerosas formas de utilizar un dominio para su sitio web. Si usted no tiene una cuenta de Square, busque un dominio para empezar. Si usted ya tiene una cuenta de Square y tiene Square Online configurado, aprenda más detalles a continuación.

Trata de tener 20 caracteres o menos para que tu dominio sea fácil de recordar. Si alguien menciona tu sitio a otra persona, quieres que esa persona recuerde la dirección cuando tenga la oportunidad de buscarte más tarde.

Por ejemplo, si tiene un negocio llamado My Business Inc., los dominios como “mybusiness.com” o “mybiz.com” son mucho mejores opciones que “my-business.com”. Esto se debe a que muchas personas no piensan en añadir un guión cuando introducen su dirección en un navegador web.

Digamos que usted dirige My Business Inc. en una ciudad concreta, pero descubre que “mybusiness.com” ya está ocupado. En ese caso, “minombredeciudad.com” es una excelente alternativa, al igual que “visitemiempresa.com”, “minombredeciudad.com”, “trabajomiempresa.com” y otras variaciones.

Más allá de la preocupación por la competencia, digamos que usted es el propietario de “miempresa.com”. En este caso, podría ser útil poseer también “miempresa.net” para garantizar que alguien que introduzca cualquiera de las dos direcciones acabe en su sitio. Esto se conoce como reenvío de dominio.

Dominios libres

Toda la información que utilices para apoyar ideas y argumentos en un trabajo de investigación debe ser objeto de cierto escrutinio. Los materiales impresos que se recogen en una biblioteca pasan por un proceso de evaluación cuando los bibliotecarios los seleccionan para incluirlos en sus colecciones. También se evalúan los sitios web que se incluyen en los directorios de búsqueda, como Yahoo!, al menos hasta el punto de clasificar y colocar los sitios en un esquema de categorización. Sin embargo, los sitios recogidos por “arañas” o “robots” para los motores de búsqueda no pasan por ningún proceso de evaluación.

No existen verdaderas restricciones ni procesos editoriales para publicar información en la web, más allá de unos conocimientos básicos de creación de páginas web y el acceso a un ordenador de alojamiento. Cualquiera puede publicar una opinión, una sátira, un bulo o una información sencillamente falsa. Para asegurarse de que los sitios web que utiliza como fuentes de información son aceptables para fines de investigación, debe hacer preguntas sobre esos sitios. Los siguientes son algunos de los elementos que debes tener en cuenta antes de decidirte a utilizar un sitio web como recurso de investigación: